Enfermedades infecciosas graves: La malaria

El mundo entero se ha convertido en un festín de plagas y bacterias, organismos cuya única misión es la de destruir la vida humana tal y como la conocemos. Pareciera que a medida que aumenta exponencialmente la población humana, también crecen las diferente variedad de amenazas para la humanidad. Amenazas que pueden parecer pequeñas e insignificantes, pero que a la hora de la verdad devoran por completo cualquier indicio de vida. Este es el caso de las enfermedades infecciosas Malaria, padecimiento que se transmite por medio de los mosquitos y que ha tenido un impacto devastador en los seres humanos.

Que es paludismo o malaria: Definición y síntomas

¿Qué es paludismo o malaria? La malaria o paludismo es una enfermedad que provocada por el Plasmodium, un parásito unicelular que contiene los mosquitos del tipo Anopheles (esa es la respuesta a que agente infeccioso causa la malaria). Como resulta obvio, el paludismo o malaria se transmite por la picadura del ya mencionado mosquito al cuerpo de cualquier persona. Entre los síntomas de la malaria se puede encontrar: fiebre leve, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos y vómitos. Debido a que estos síntomas no son algo que surja de manera violenta o súbita, suelen confundirse con cualquier resfriado o enfermedad pasajera de la cual no hay que preocuparse. No es sino hasta transcurrido un promedio de 10 a 15 días después de la picadura del mosquito cuando estos síntomas ya mencionados empiezan aparecer paulatinamente.

La malaria es una enfermedad infecciosa únicamente porque se puede contraer mediante el contacto de un insecto con el cuerpo. Es recomendable prevenir (individualmente hablando) lo más que se pueda en relación a las picaduras de los mosquitos. Si tienes mucha presencia de ellos en tu hogar u oficina, trata de exterminarlos a la mayor brevedad posible.

Para los conocedores del tema, la malaria cuenta con 4 tipos diferentes de la misma: Plasmodium falciparum, Plasmodium vivax, Plasmodium malariae y Plasmodium ovale. Mayormente son el paludismo P falciparum o el P vivax los que suelen contraer las personas.

Vacuna y tratamiento de la malaria

Lo más importante, para esta y cualquier otra enfermedad, es no dejar que pase mucho tiempo de expansión de la misma, es decir, tratar en la medida de lo posible de atacar la enfermedad y no dejar prolongar ese periodo incubación malaria. La vacuna contra la malaria más efectiva siempre será asistir lo antes posible al médico.

Para tratar los casos más graves de malaria, se requiere de una hospitalización, seguida de un tratamiento con cloroquina. Aunque se puede dar el caso de que el parásito tenga resistencia este fármaco, con lo cual se tiene que recurrir a otros tratamientos como:

  • Atovacuona-proguanil.
  • Combinaciones de derivados de artemisinina, que incluyen arteméter y lumefantrina.
  • Mefloquina en combinación con artesunato o doxiciclina.
  • Tratamiento a base de quinina en combinación con doxiciclina o clindamicina.

El tipo de tratamiento que reciba el paciente dependerá de la zona afectada por la picadura del mosquito transmisor de la malaria.

Le enfermedad del paludismo es una de esas pocas enfermedades infecciosas que pueden ser evitables. Siempre y cuando se mantenga un entorno aseado y libre de mosquitos, se puede pensar en el virus malaria como si de una terrible pesadilla se tratase.

Deja un comentario