Enfermedades infecciosas que no tienen cura

Por mucho que la tecnología avance y los medios de tratamientos de enfermedades evolucionen, siempre habrá uno que otro padecimiento del cual no se tiene ni la más remota idea de cómo tratarlo, mucho menos curarlo. Por ende existe un compendio de enfermedades infecciosas que no tienen cura y las cuales son una espina permanente dentro del cuerpo de la persona que padece la desafortunada afección.

La principal enfermedad mortal que llama la atención de muchos y que hoy por hoy no tiene una cura conocida es el contundente ébola, llamado así por su primera aparición en las cercanías del rio Ébola en el Congo en el año 1976. Este pequeño virus ocasiona lo que se conoce como fiebre hemorrágica, la cual causa sangrado por la boca y el recto generalmente. Sus síntomas primerizos más comunes son la fiebre, dolores fuertes de cabeza, dolor muscular y abdominal, diarrea y vómitos.

Otra enfermedad, la cual para muchos puede ser la peor enfermedad del mundo, es la polio o poliomielitis, la cual afecta principalmente al sistema nervioso. Esta enfermedad la produce el virus piliovirus, y generalmente ataca a la población infantil, ocasionando fuertes dolores de cabeza, sensación de fatiga, náuseas y parálisis en los músculos de las extremidades, la garganta o el pecho. En la actualidad, la polio ha sido erradicada de la mayor parte del planeta, y solo se puede encontrar en zonas selectas de África y Asia. Allí ataca mayormente a niños no mayores de 5 años.

Entre los tipos de enfermedades graves que afectan al mundo de hoy se encuentra la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, una afección degenerativa que afecta terriblemente al sistema nervioso. A diferencia de la anterior enfermedad mortal, el mal de Creutzfeldt-Jakob suele afectar a personas adultas de 40 a 70 años de edad, causándoles síntomas como: cambios de ánimo, demencia senil, alteración de la visión y movimientos corporales incontrolados. Aunque cueste creerlo, esta enfermedad puede ser considerada infecciosa ya que puede ser heredada o transmitida por transfusión de sangre. Esta enfermedad entra en el listado de enfermedades mentales de la tierra.

Existen muchas más enfermedades infecciosas a lo largo del planeta, cada una considerada como la peor enfermedad del mundo, sin embargo aquí solo se citará una más, la que tiene que ver con el SIDA. El síndrome de inmunodeficiencia adquirida o SIDA, es uno de muchos tipos de enfermedades crónicas la cual es producida directamente por el VIH o virus de inmunodeficiencia humana. Este síndrome se basa en descomponer el sistema inmunológico, haciendo débil al cuerpo humano y muy propenso a contraer algunas enfermedades muy graves. Un claro ejemplo de lo que un pequeño virus puede llegar a hacer.

No se debe perder la esperanza ante las enfermedades sin cura

Pese a que se acaban de citar unos cuantos ejemplos de enfermedades incurables, se ha de saber que en la actualidad se continúa el estudio de las mismas para que dejen de ser un problema en la humanidad. No solo eso, sino también el hecho de que cada organismo es diferente, ocasionando que la misma enfermedad que pueda tener uno, se comporte de manera diferente en otro.

Si se padece alguno de estos tipos de enfermedades degenerativas, entonces no se debe perder la fe, la tecnología evoluciona a pasos agigantados y, más temprano que tarde, se tendrá una cura viable para cada uno de estos males.

Deja un comentario